Bienvenidos/as a un simbólico pueblo llamado Cádavo, donde Alfonso II, en el siglo IX, paso para visitar la recién descubierta tumba del apóstol Santiago.

     Nos encontramos en la etapa 8: A Fonsagrada – O Cádavo/ Baleira donde después de caminar 23´4 Km vas a llegar a nuestro albergue-pensión PORTA SANTA donde intentaremos dar un trato afable y familiar estando pendientes de cada cosa que necesitéis.

    Una PUERTA SANTA es un acceso singular a un espacio también singular, en el cual, cruzarla supone alcanzar un don, este es nuestro cometido, ofrecer descanso y tranquilidad acompañado todo de nuestros servicios.

     Disponemos de 16 literas en 2  amplias habitaciones con buenas vistas del centro del pueblo al lado del ayuntamiento. Cada litera esta provista de sabanas de algodón, almohada, mantas y demás servicios como.: luz individual,estantería para móvil, Tablet….. con armario independiente con llave….   y muy importante, disponéis también de toalla para ducha, gel y demás servicios que necesitéis.

     La pension cuenta de 2 habitaciones dobles totalmente equipadas encontrándote en un ambiente tranquilo ideal para el descanso del peregrino, una habitación individual con una vista excelente y un buen rincón para recordar y escribir el camino recorrido.

     En la planta baja contamos con una habitación de minusválidos, donde predomina el espacio y el confort necesario para vuestro descanso, contando con zona Wifi en todo el albergue.

 

 

 

 

 

 

 

 

    Disponemos de una amplia lavandería, con lavadoras, secadoras y lavadero manual todo acondicionado con monederos para la independiente utilización de cada peregrino adaptandose a todo tipo de necesidades.

     La cocina se encuentra totalmente equipada con nevera, vitrocreámica, microondas y todo tipo de utensilios donde podáis cocinar y disfrutar una velada inolvidable en este Cádavo del cual, al salir el sol naciente tendréis que abandonar para emprender vuestro camino a Santiago de Compostela. Como  apoyo de la cocina, para días en los que comer no es la necesidad fundamental, disponemos de maquinas expendedoras de snacks y bebidas para un total descanso del caminante que no tenga que salir.

     Agradeceremos vuestra visita e intentaremos dar un trato familiar del cual esperemos recuerden como parte de la experiencia del camino.